Si has llegado al momento de preguntarte cómo hacer un TFG de Derecho, es que estás a punto de conseguir tu titulación de Grado ¡enhorabuena! No es fácil llegar hasta aquí.

El objetivo de un TFG en Derecho no es llevar a cabo una investigación inédita, sino demostrar que se tienen los conocimientos para realizarla. Este matiz es importante, sobre todo si tu TFG es una recopilación bibliográfica sistematizada sobre un tema.

A una pregunta (implícita o explícita) formulada en el título. Puede tratarse de:

  • Una aportación.
  • Una recopilación.
  • Un estudio de caso.
  • Un supuesto.
¿Qué es el TFG en Derecho?

¿Qué es el TFG en Derecho?

El Trabajo Final de Grado o TFG en Derecho es un trabajo de investigación de entrega obligatoria para conseguir la titulación. Cuenta como una asignatura más dentro de la carrera, a la que solo se accede cuando se han superado el resto y bajo la tutela de un profesor. Es un trabajo individual y de presentación pública ante un tribunal constituido por miembros del equipo docente que imparte la titulación.

Por supuesto que todos los trabajados finales del Grado en Derecho versan sobre este ámbito científico, pero también hay algunos grados (Económicas, ADE, Sociología, Historia…) que pueden tener como tema central una parte del Derecho, sus aplicaciones o su historia.

Pasos para escribir un TFG->

Posibles temas para un TFG en Derecho

Cada facultad y cada departamento tienen sus propias líneas de investigación. Dependiendo de la institución en la que curses tu Grado en Derecho, te encontrarás con temas propuestos, líneas temáticas o una total libertad para elegir el tema de tu TFG en Derecho. Estas son algunas posibilidades:

  • Estudios de caso. Se pueden plantear de diferentes maneras, pero una de las más frecuentes es a partir de jurisprudencia.
  • Recopilación bibliográfica. Se escoge un tema muy concreto y se recogen a analizan todas las publicaciones científicas que se han hecho sobre él, partiendo de las más recientes.
  • Historia del Derecho. Se analiza el desarrollo histórico de leyes, ramas del derecho o incluso sus instituciones.
  • Aplicación simulada. Se trata de simular un encargo profesional en derecho financiero, fiscal, comercial…
Cómo empezar un TFG de Derecho

Cómo empezar un TFG de Derecho

Lo primero que necesitas saber sobre cómo empezar un TFG de Derecho es que el tribunal no va a leer tu trabajo en orden. Comenzarán por las conclusiones, verán si se corresponden con los objetivos, analizarán qué metodología has utilizado y si cuentas con las referencias bibliográficas necesarias para hacerlo de manera meticulosa.

Luego mirarán el índice (para comprobar si tu TFG cuenta con todas las partes propias de un texto académico) y se dirigirán a aquellas partes del cuerpo del trabajo que les resulten más interesantes. Es muy probable que no lo lean íntegramente, de ahí que la presentación sea tan importante.

A un nivel práctico, estos son los pasos para empezar un TFG en Derecho:

  1. Consulta otros TFG de Derecho presentados en tu universidad en convocatorias anteriores. Esto te será especialmente útil si tienes que trabajar a partir de propuestas temáticas. Si no, te servirá de inspiración para elegir tema y ver qué han hecho otros antes (y qué nota sacaron) con ejemplos concretos.
  2. Cuando tengas decidido el tema, asegúrate de crear un título que delimite completamente de qué trata (y de qué no) tu investigación.
  3. Crea un calendario hasta 10 días antes de la fecha de entrega, en el que especifiques tus horas de trabajo diarias y a qué parte del TFG te dedicarás.
  4. Asegúrate de contar con todo lo que necesitas para hacer el TFG antes de comunicarle el tema a tu tutor: acceso a la bibliografía, acceso a las fuentes (muy importante en el caso de documentación que se encuentre en archivos), programas informáticos (de edición de textos, para la gestión de la bibliografía, creación de gráficos…).
  5. Consulta la bibliografía científica más reciente sobre tu tema de investigación. Hazlo de manera sistemática, incluyendo todos los artículos, manuales y monografías que consultes en tu banco bibliográfico. Usar un gestor como EndNote te será de gran ayuda.

¿Cómo hacer la Introducción de un TFG en Derecho?

Es posible que hayas escuchado por ahí que la Introducción es una de las últimas partes del TFG que debes redactar. Esto se debe a que hacer en este orden es la manera más sencilla de asegurarse de que

  • los objetivos
  • la justificación de la elección del tema
  • la metodología
    que plantees en la Introducción, sean completamente acordes con los resultados que consigas una vez realizada tu investigación.

Empieza por decir por qué tu trabajo es relevante (justificación) y con qué líneas de interés actuales se enlaza. Se trata de mencionar qué va a aportar a la ciencia del Derecho, no solo a tu formación como estudiante.
A continuación, determina tus objetivos. Si ya tienes redactado el cuerpo del texto, te será muy fácil extraerlos de él, a partir de lo que ya has conseguido hacer. Dedica un párrafo a cada objetivo y descríbelo de forma directa.

Luego, explica cómo vas a conseguir cada uno de estos objetivos. Estas son las metodologías. Lo normal es basarse en metodologías creadas (y aceptadas) por otros investigadores anteriores y aplicarlas a nuestro caso concreto, con algunas variaciones.

Cómo citar en un TFG de derecho

Cómo citar en un TFG de derecho

Cuando menciones el trabajo de otros autores (y deberás hacerlo) es imprescindible que lo referencias. De otra forma estarás incurriendo en plagio o incluso apropiación. Utiliza el sistema de referencias que te indiquen en la Guía Docente del TFG. Sigue el patrón que te marque este sistema (APA, Harvard, Chicago, ISO 690…) de forma sistemática.

Las opciones para citar incluyen:

  1. Transcripciones literales (introduces el texto a citar tal cual dentro del cuerpo del texto de tu trabajo, entrecomillándolo o en cursiva) Llevan la referencia a continuación de la transcripción.
  2. Mención de datos o ideas de otros con tus propias palabras, referenciándolas a pie de página o a continuación de la mención, entre paréntesis.

Se puede citar introduciendo referencias completas, con todos los datos de la publicación, o mediante el sistema autor/fecha. Este último puede resultar un poco confuso si el mismo autor tiene muchas obras publicadas en el mismo año.

La Bibliografía deberá incluir todas las obras que cites y si es necesario algunas más. Las referencias jurisprudenciales y legislativas no se incluyen en la bibliografía y tienen su propio protocolo de citación. Si no están publicadas o no son accesibles, deberás añadirlas en los Anexos.

Ejemplos de Introducciones y Conclusiones para TFG de Derecho

Dependiendo del tema de tu trabajo, es posible que algunas de las partes de tu Introducción deban desarrollarse más o menos. Sin embargo, para las conclusiones, el requisito más importante es que resulten claras. Vamos con algunos ejemplos:

  • Introducción básica: Justificación + Marco teórico + Objetivos + Metodología.
  • Introducción para un TFG de Historia del Derecho y las Instituciones: Justificación + Estado de la cuestión + Fuentes a consultar + Objetivos + Metodología.
  • Introducción para un estudio de caso: Justificación (con posibles referencias al interés actual que suscita el tema) + Estado de la cuestión (mencionando especialmente otros estudios similares) + Marco teórico + Fuentes + Objetivos + Metodología.

El Abstract, los Agradecimientos y el Índice no son parte de la Introducción, aunque precedan al cuerpo de la investigación.
Las Conclusiones son la parte más importante del TFG porque describen de manera muy clara qué es lo que ha conseguido la investigación. En definitiva, son los Objetivos cumplidos. Algunos autores optan por enumerarlas, mientras que otros simplemente las incluyen en una serie de párrafos consecutivos (a párrafo por conclusión).

Las Conclusiones de un TFG deben centrarse en:

  • Dar respuesta a cada un de los Objetivos planteados en la Introducción.
  • Mantener una consecución lógica entre ellos.
  • Recalcar lo que hemos conseguido. Para esto puedes utilizar verbos en pasado del tipo: se ha demostrado, se ha descubierto…

Explica qué has hecho y cuál ha sido el resultado. Por ejemplo: “Se ha llevado a cabo una consulta sistemática de toda la bibliografía en inglés publicada entre el año 2000 y el momento actual, determinando los hitos en la evolución legislativa sobre el tema.” Luego explica cuál es la utilidad inmediata de cada una de tus aportaciones y una vez enumeradas todas las Conclusiones, explica qué líneas de investigación abren.

Continuar leyendo

Nuevos artículos en el blog