Te explicamos cuáles son los errores más comunes al escribir un TFG o TFM. La mayoría son muy fáciles de evitar y pueden hacer que tu trabajo pase de ser criticado por el tribunal a dejarles con la boca abierta.

En Aprobare llevamos años ayudando a estudiantes de TFG, TFM y Doctorado con sus trabajos. Nuestra experiencia nos ha permitido identificar cuáles son los errores más importantes que debes evitar al hacer el TFG o TFM. Tranquilo, son fáciles de solucionar si aplicas el sentido común y sabes exactamente qué tienes que cambiar y cómo hacerlo. Te lo contamos a continuación.

  1. Errores al elegir el tema del TFG o TFM
  2. Errores con la bibliografía, citas y referencias
  3. Errores en el tono
  4. Errores al no tener en cuenta al tribunal
  5. Errores de presentación
  6. Errores al calcular los plazos
  7. Errores a la hora de preparar la presentación
  8. Errores al hacer de la presentación
  9. Errores en el momento de la defensa ante el tribunal
  • Errores al elegir el tema del TFG o TFM
  • Errores con la bibliografía, citas y referencias
  • Errores en el tono
  • Errores al no tener en cuenta al tribunal
  • Errores de presentación
  • Errores al calcular los plazos
  • Errores a la hora de preparar la presentación
  • Errores al hacer de la presentación
  • Errores en el momento de la defensa ante el tribunal

Uno de los peores errores que puedes cometer durante el proceso de elaboración del TFG o cualquier otro trabajo largo e importante, es no hacer copias de seguridad regulares. Toma nota porque es algo muy básico, que puede ahorrarte grandes disgustos. Dicho esto, comencemos por elegir un tema con posibilidades y atractivo para nosotros y para el tribunal.

Errores que puedes cometer al elegir el tema de tu TFG o TFM

Errores que puedes cometer al elegir el tema de tu TFG o TFM

En las titulaciones en las que se puede escoger libremente un tema o una línea temática, muchos estudiantes se plantean el tema de su TFG o TFM como algo personal. Desde luego es importante que lo que vas a investigar te resulte interesante, pero no es algo imprescindible. Conviene dejarse asesorar por el tutor y no desoír sus críticas cuando nos pone pegas sobre determinados temas o el enfoque que queremos darles.

En otros departamentos se ofrecen temas concretos (que a veces se repiten año tras año) con tutores previamente asignados, de manera que los alumnos pueden elegir en orden de acuerdo con sus calificaciones. Aunque es probable que tu trabajo termine siendo comparado por el tribunal con otros presentados, tendrás la gran ventaja de poder consultar cómo lo hicieron antes y analizar directamente cómo hacerlo mejor.

Errores en la redacción del TFG/TFM que quizá no conozcas 2

Errores que cometes al hacer tu TFG o TFM si no sabes citar

Utilizar un software como RefWorks o EndNote te permitirá exportar directamente bibliografía desde las bases de datos, además de sistematizar la manera en que aparecen todas tus referencias. Dedicar un poco de tiempo para aprender cómo funciona el programa impedirá que el tribunal pueda distraerse buscando errores en esta parte del trabajo, y te ahorrará críticas negativas fácilmente evitables.

Quedarse corto a la hora de dejar claro de dónde hemos sacado un dato o una idea es tan problemático como citar demasiado (o cosas demasiado obvias). Dos formas de salvar este problema es con la ayuda del tutor y dejando que una persona ajena al trabajo (pero que sepa lo bastante sobre el tema) lea y valore esta parte.

presentacion errores

Errores en el tono al redactar el TFG o TFM

La actitud que tienes cuando escribes se transmite al lector. Más allá de lo que dices, también es muy importante cómo lo dices para lograr:

  1. Poner en valor tu trabajo
  2. Dejar claro cuáles son tus aportaciones
  3. Decir, con datos concretos, por qué tu investigación es relevante.

Al tratarse de un texto académico, hay que dejar lo personal a un lado, ser muy meticuloso con los detalles de expresión y dejar de lado las categorizaciones rotundas o el repetir sin más las ideas de otros cambiando las palabras.
Aunque a nivel personal realizar este trabajo sea algo muy importante para ti, debes demostrar madurez y centrarte en actuar como un profesional, exponiendo todo lo positivo que puedes aportar con la investigación que has hecho, dentro del nivel y las capacidades por las que se te está evaluando.

Errores del TFG y TFM al no tener en cuenta al tribunal

Errores del TFG y TFM al no tener en cuenta al tribunal

Saber quiénes compondrán el tribunal de evaluación de tu TFG o TFM no siempre es posible (en las Tesis no sucede lo mismo), pero vale la pena tratar de informarse desde que el momento en el que eliges el tema. Es muy probable que cada cual barra para casa a la hora de hacer sus comentarios, llevando a su propio campo de interés las sugerencias y críticas. Además, necesitarás tener muy en cuenta a qué se dedica cada miembro del tribunal si tu trabajo incluye (a propósito o por casualidad) alguna referencia a su materia de investigación.

Otra de las primeras cosas que hay que plantearse cuando se está redactando un TFG o TFM es cómo va a leer el texto el tribunal. Los trabajos académicos tienen una estructura muy determinada porque facilitan al lector ir a las partes más relevantes, para luego continuar leyendo el resto una vez que han comprobado si les interesa.
Aunque el tribunal deberá leer todo tu trabajo para evaluarte, es muy probable que lo aborden igual que lo harían con cualquier otro texto científico:

  • empezarán por las conclusiones (qué has conseguido)
  • seguirán por los objetivos (qué te proponías)
  • se preguntarán cómo lo has hecho (metodología)
  • comprobarán de dónde partes (marco teórico y biografía)
  • echarán un vistazo al índice para entender cómo se articula el trabajo

Solo entonces pasarán a leer el texto de tu trabajo propiamente.

Errores de presentación del texto del TFG o TFM

De entre todos, son los más “tontos” entre los errores que se cometen al redactar el TFG o TFG. Pero pueden dañar mucho la imagen que das y desvirtuar por completo todo el trabajo y esfuerzo que has hecho. Aquí se trata principalmente de que tu texto se presente de forma profesional.
Cada vez es menos frecuente, pero en algunas titulaciones siguen exigiendo a los alumnos entregar copias impresas para todos los miembros del tribunal. Si es así, o si tienes que entregar un archivo digital, asegúrate igualmente de que están impecablemente impreso, sin errores de:

  1. Estilo
  2. Estructura
  3. Ortografía, gramática o puntuación
  4. Vocabulario
  5. Formato (con la portada y datos que exige la institución)

Vale la pena guardarse unos días antes de la fecha de entrega final para dejar tiempo y releer con perspectiva el texto, detectando cualquiera de estos fallos. Incluso mejor, asegúrate de que al menos otras dos personas te ayudan a corregir errores o contrata ayuda profesional. Si quieres, nosotros podemos hacerlo y además verificaremos que ninguno de tus párrafos es susceptible de considerarse plagio, escaneándolo con software especializado.

Trabajo Final: Errores al calcular los plazos

Trazar una hoja de ruta con la que organizar el calendario hasta el momento de la entrega, es algo que todo estudiante que esté realizando un TFG o TFM debería realizar. Las consecuencias de no hacerlo son fatales: desde presentar un trabajo mediocre a que el tutor se niegue a dejarnos presentarlo ante el tribunal, o tener que retrasar el momento de nuestra titulación y volver a pagar tasas.
Es imprescindible ser realista con la gestión del tiempo y sacar rendimiento a cada minuto que dediquemos a hacer el Trabajo Final de Máster o de Grado. No apures los plazos y cuenta siempre con unos días adicionales para:

  1. Repasar
  2. Regresar al archivo o la biblioteca para investigar
  3. Incluir los cambios sugeridos por el tutor
  4. Darte tiempo a ti mismo para tomar perspectiva sobre lo que has escrito
  5. Hacer frente a imprevistos personales, técnicos o de cualquier otro tipo
¿Qué podría salir mal? Anticiparse a los problemas el día de la presentación del TFG y TFM

¿Qué podría salir mal? Anticiparse a los problemas el día de la presentación del TFG y TFM

La siguiente tanda de posibles errores que vamos a tratar afectan directamente a todo lo que puede torcerse en el momento de presentar públicamente el Trabajo Final. Es un instante decisivo que normalmente no lleva más de 30 minutos, pero resulta trascendental para crear una buena impresión sobre la investigación que hemos hecho.

Errores a la hora de preparar la presentación

  • Utilizar un sistema con el que te sientas del todo seguro
  • No calcular el tiempo real que tardas en exponer
  • No ensayar, incluyendo un ensayo general con otras personas
  • No tener preparado un plan B y hasta un plan C
  • No prever las posibles preguntas o comentarios que pueda hacerte el tribunal

Errores al hacer de la presentación

Durante la presentación es fácil ponerse muy nervioso, o incluso quedarse en blanco. Puedes llegar a temblar o sentir que te falla la voz. Es algo completamente normal. El tribunal lo comprenderá y seguramente te dé ánimos y te invite a tomar aire para tranquilizarte antes de empezar.
¿Qué podría salir mal durante la presentación?

  • Hablar demasiado rápido
  • Utilizar un tono coloquial o palabras malsonantes
  • Tu aspecto: debes ir bien vestido para la ocasión y aseado
  • Pasar por alto los detalles u obviar las cosas importantes
  • Improvisar e irte por las ramas, agotando el tiempo

Contar con notas, utilizar la presentación como guía o hacer las pausas que hemos programado durante los ensayos, te ayudarán a centrarte y evitar fallos.

Errores en el momento de la defensa ante el tribunal

Una vez que has terminado la presentación, se abre el turno para que el tribunal pueda hacerte preguntas y comentarios. No te preocupes si el trámite se alarga: puede que simplemente tu trabajo les haya resultado muy interesante. Toma nota de todo lo que te dicen y cuando llegue tu turno:

  1. No pongas excusas. Responde a todo.
  2. Sé sincero y conciso en tus explicaciones.
  3. No entres en discusiones. Argumenta tu punto de vista de manera profesional.

Es el momento de afrontar las críticas sin venirse abajo, argumentar por qué has utilizado esa metodología y explicar cuáles han sido tus limitaciones de forma clara y profesional. Admite los errores objetivos (por ejemplo las faltas de ortografía) y asegúrate de que sepan que vas a corregirlos para la versión final que depositarás en la universidad.

¿Necesitas ayuda con tu trabajo?

¡No dejes pasar más tiempo antes de la fecha de entrega!

Pide ahora presupuesto sin compromiso, cuesta menos de lo que te esperas. Respondemos en solo unas horas y si te interesa empezamos de inmediato.

Rellene el formulario de pedido
Enlaces de interés

Continuar leyendo