La Tesis Doctoral es uno de los trabajos de investigación más duros a los que puedes tener que enfrentarte dentro del mundo académico. Para poder matricularte es necesario estar en posesión del título de graduado o licenciando además de un máster, y que tu propuesta sea aceptada primero por un tutor y luego por un departamento o instituto universitario.

Una Tesis se caracteriza por ser una aportación inédita a una rama de conocimiento, es decir, que aporta algo que nunca nadie había llegado a estudiar antes que tú. Dependiendo de la materia en la que realices tu Tesis, es posible que te encuentres con diferentes opciones de trabajo (compilaciones, análisis, estudios de laboratorio, documentación de archivo…). Lo importante, sea cual sea tu tipo de Tesis, es que abordes el trabajo desde un enfoque pragmático y realista, para asegurarte de conseguir el doctorado.

¿Qué se necesita para escribir una Tesis? T+T+T

  1. Tutor. Si vas a realizar estudios de doctorado, antes de matricularte necesitas familiarizarte con las líneas de investigación del Programa de Doctorado que te interesa y contar con el apoyo de un tutor que conozca el tema.
  2. Tema. Debe ser un tema que suponga una aportación inédita, pero que al mismo tiempo resulte asequible.
  3. Tiempo. Hacer una Tesis lleva mucho tiempo y esfuerzo y no es el tipo de estudios que se puedan compaginar con otras actividades. Además del tiempo, deberás asegurarte de que dispones de los recursos necesarios para investigar (viajes, matrícula, consulta de archivos, laboratorio, participación en congresos, publicaciones, asistencia a cursos…)
Pasos para escribir una Tesis de Doctorado

¿Cómo hacer una Tesis Doctoral? Pasos para escribir una Tesis de Doctorado

Una Tesis de Doctorado supone el culmen entre los trabajos académicos. Incluso aunque llegues a ser catedrático, esta será la titulación académica más alta que consigas a partir de un trabajo de investigación. Por eso, cumplir con los requisitos de este tipo de trabajos es esencial, pero también lo es organizarse para llegar a conseguir terminar.

A menudo, muchos alumnos de doctorado “se pierden” abrumados por las expectativas que supone la realización de una Tesis. Por eso, es importante trazar una hoja de ruta clara y que vaya en consonancia con los plazos marcados desde el Programa de Doctorado. Pactar un calendario de correcciones con el tutor también te será de gran ayuda:

  1. Trámites administrativos. En primer lugar debes informarte de los requisitos para matricularse en el Programa Doctorado que te interesa. Necesitarás los títulos de grado y máster, además de la Suficiencia Investigadora para poder comenzar a trabajar en la Tesis, propiamente. Es posible que para ello necesites realizar algún tipo de formación específica.
  2. Elaboración de la Tesis. En principio los estudios de Doctorado actuales contemplan un plazo de 2 años para entregar la Tesis, si te estás dedicando a ella a tiempo completo.
  3. Presentación de la Tesis ante el tribunal. Es el paso final antes de conseguir el título. Para ello debes contar con el visto bueno de tu tutor, depositarla y defenderla públicamente ante un tribunal de expertos en la misma área temática.

La elaboración de una Tesis es un trabajo arduo y, por norma general, bastante solitario. Requiere de una infraestructura de apoyo importante y también de un cierto grado de madurez: necesitas estar seguro de lo que haces, porque tendrás que estar concentrado y hacer un gran esfuerzo manteniendo siempre la motivación.

Tesis Doctoral y cuál es su estructura

Extensión y estructura: ¿cuántas páginas debe tener una Tesis Doctoral y cuál es su estructura?

La extensión de una Disertación de Doctorado depende mucho del tipo de tesis y la materia en la que se encuadre. Sea cual sea la longitud de tu trabajo, siempre debe ceñirse a los requisitos de un texto académico con la siguiente estructura:

  1. Portada
  2. Agradecimientos
  3. Índice
  4. Introducción
  5. Capítulos o cuerpo de la Tesis
  6. Conclusiones
  7. Anexos
  8. Bibliografía

En teoría, 50 páginas podrían bastar para contener todos los apartados que marca su estructura, pero lo cierto es que por muy cortas que sean, la mayoría de Tesis no suelen bajar de las 150 páginas, incluyendo la bibliografía y los anexos. Incluso con esta longitud puede considerarse muy corta, en materias como Historia. Sin embargo, podría ser aceptable para algunas ramas de la Física.

Hace tiempo, cuando los Programas de Doctorado no tenían límite de tiempo, algunos doctorandos podían dedicar una o varias décadas de trabajo a la tesis, dando como resultado trabajos de varios tomos que superaban las 3.000 páginas. Pero esta extensión ya no se considera práctica, necesaria ni tampoco adecuada.

Es más, si tu trabajo supera las 800-1200 páginas el tribunal podría reprocharte que no has demostrado la suficiente capacidad de síntesis y te has ido por las ramas en lugar de profundizar y especializarte en los objetivos de la investigación que propones.

¿Cómo presentar una Tesis Doctoral?

¿Cómo presentar una Tesis Doctoral? ¿Cómo defender una Disertación de Doctorado?

Estos son los pasos administrativos para conseguir terminar una Disertación Doctoral, una vez que has logrado acabar con su redacción:

  1. Visto bueno del director o tutor de la Tesis. También necesitarás las firmas de los codirectores (hasta un máximo de 3) si los tienes.
  2. Corrección externa y filtrado anti plagio. Así podrás detectar aquellos fallos que, debido al cansancio y la presión, ni tu director ni tú hayáis podido ver. Este paso es realmente importante si optas a mención internacional o se trata de una Tesis Cotutelada (con opción a doble titulación por parte de dos instituciones) y el trabajo está en varios idiomas.
  3. Depósito. Supone el pago de unas tasas y la adecuación del texto a los requisitos de tu Universidad. Es un trámite que lleva 14 días y solo se puede hacer contando con el visto bueno del director y transcurridos 2 años desde que inscribiste el título en el correspondiente Programa de Doctorado.
  4. Convocatoria. Tras el Depósito, la Universidad lleva a cabo los trámites para convocar a los miembros del tribunal y el Presidente fija una fecha y lugar para la defensa.
  5. Defensa pública. La fecha se te anuncia al menos 15 días (naturales) antes de que tenga lugar, dentro del mismo curso académico.

El tribunal habrá de constituirse antes de que comience la defensa, momento en el que nadie más que sus miembros pueden estar presentes en la sala. Esto es importante de cara a que, por ejemplo, prepares la proyección de un audiovisual con tiempo suficiente. Tras la presentación de la tesis el tribunal puede hacerte preguntas, que deberás responder una a una y en profundidad, por lo que es aconsejable que te lleves un papel y boli para tomar nota.

Recuerda que la defensa es un acto público: puede asistir quien lo desee y cualquier doctor (aunque no sea parte del tribunal) podría ejercer su derecho a hacerte una pregunta. Por eso conviene ser discreto respecto a quién le cuentas que vas presentar la Tesis.

Cuando hayas respondido a la preguntas del tribunal y ninguno de los doctores presentes en la sala tenga nada más que decir, los miembros del tribunal volverán a quedarse a solas en la sala. Dependiendo de las normas de cada Programa de Doctorado, podrían votar de manera privada si te otorgan Cum Laude.

Aunque hayas ensayado con público para el gran momento, el día de la defensa de Tesis estarás muy nervioso. Es lógico, por lo que conviene guardarse las espaldas con estos consejos prácticos:

  • Descansa. Y no nos referimos a la noche antes (que seguramente no podrás pegar ojo). Lo mejor es que la semana antes te centres en pulir la presentación, pero te tomes la vida con mucha calma y duermas todo lo que puedas.
  • Llega pronto. El día de la defensa tienes que estar ahí desde que abran, para asegurarte de que todo está perfecto y funciona. Lleva preparado un plan B si algo falla.
  • Cuida tu aspecto. Necesitarás ir cómodo y elegante. Lo mejor es un aspecto aseado, pulcro y neutro, que no distraiga al tribunal de los contenidos del trabajo y te permita moverte con soltura y seguridad.
  • Cuida tu expresión verbal y corporal. Se trata de dar una imagen profesional y agradable, por lo que las posturas y el lenguaje deben cuidarse al máximo durante el acto.

Consejos y trucos de escritura

  1. Cita investigaciones actuales e inéditas.
  2. Sé minucioso y detallista.
  3. Engancha al lector. Aunque se trate de hacer un trabajo de investigación riguroso y adaptado a las normas académicas, una Tesis de Doctorado siempre debe resultar interesante para quien la lee.
  4. Usa un software anti plagio. Puede que estés seguro de estar redactando por ti mismo cada párrafo de la Tesis, pero a veces una lectura de referencia o incluso la forma en la que citamos puede ser detectada como plagio si tu universidad decide pasar el texto por un programa de detección. En Aprobare ofrecemos este servicio, utiliza el formulario para conseguir presupuesto sin compromiso.
¿Cuánto tiempo se tarda en redactar una Tesis Doctoral?

¿Cuánto tiempo se tarda en redactar una Tesis Doctoral?

El plazo asignado por las universidades españolas desde que inscribes la Tesis hasta que te permiten depositarla es de 2 años, en realidad 2 cursos académicos. Pero la realidad es que de este tiempo, si quitas lo que deberás dedicar a la consulta de bibliografía, investigación y realización de cursos, seguramente te quedes con tan solo unos cuantos meses para redactar.

Puede que desde fuera esto parezca poco, pero ten en cuenta que algunos doctorandos tardan mucho más tiempo en investigar y recopilar la información necesaria para hacer la Tesis, que en redactarla propiamente. Si te dedicas de manera intensiva a escribir puedes llegar a alcanzar entre 2.000 y 8.000 palabras diarias.

Conclusión: Cómo escribir una buena Tesis de Doctorado

Conclusión: Cómo escribir una buena Tesis de Doctorado

Escribir una Tesis es un proceso exigente que puede resultar tedioso. Nuestro consejo es que, si realmente quieres llegar al final, asumas que será tu prioridad y única dedicación en los próximos años. Estos consejos te ayudarán a mantener la moral alta y seguir avanzando en los momentos más duros:

  • Prepara la infraestructura y los apoyos que necesitarás durante el proceso antes de embarcarte en la Tesis.
  • Traza un plan realista respecto a los tiempos que dedicarás a cada parte del trabajo.
  • Sé flexible. Es posible que necesites variar el tema y modificar el título inicial.
  • Delimita muy bien el tema. Así elevarás el nivel de especialización y evitarás que puedan achacar que “te falta algo”.
  • Acepta los consejos de tu director. Se trata de conseguir el título, no de tener razón.
  • Cuida los detalles: presentación, lenguaje, rigor científico… y el tribunal no podrá agarrarse a fallos tontos para criticarte.

Por último, no olvides dejar tiempo en tu calendario para pedir a alguien externo que lea y corrija el texto, o al menos que te dé su opinión. Siempre es mejor contar con una persona del mismo nivel académico, y a ser posible otro especialista en la misma materia.

¿Necesitas ayuda con tu trabajo?

¡No dejes pasar más tiempo antes de la fecha de entrega!

Pide ahora presupuesto sin compromiso, cuesta menos de lo que te esperas. Respondemos en solo unas horas y si te interesa empezamos de inmediato.

Rellene el formulario de pedido
Enlaces de interés

Continuar leyendo

Nuevos artículos en el blog