¿Preocupado por cómo hacer la conclusión de la Tesis Doctoral? La conclusión es la primera parte de la Disertación de Doctorado que leerá el tribunal y cualquier investigador que en el futuro se interese en el tema de tu investigación. Dice exactamente qué has conseguido y también para qué ha servido todo tu trabajo. Es en definitiva, la parte más importante de la Tesis.

A un nivel práctico, la conclusión de la Tesis Doctoral es la última parte que necesitas redactar antes de pasar a la corrección final. Para cuando llegue este momento, probablemente estarás cansado y deseando terminar. Por eso y para dotar de coherencia al conjunto de tu Disertación Doctoral, te aconsejamos que utilices lo que ya tienes escrito.

conclusión de Disertación de Doctorado

¿Cómo escribir una buena conclusión de Disertación de Doctorado?

Las conclusiones de la Tesis tienen que ser concisas, breves y estar redactadas de manera estratégica para “cerrar el círculo” de la Tesis. Eso significa que deberán resultar coherentes tanto con los objetivos que te propusiste en la Introducción como con el cuerpo del trabajo (Investigación) que has desarrollado.

Para conseguir escribir unas buenas Conclusiones de Tesis, lo mejor es tomar los resultados conseguidos punto por punto. Utiliza los Objetivos que planteaste en la Introducción como referencia, pero no te desesperes al ver que no los has cumplido todos o de la forma prevista. Es lo normal. Ahora se trata de hacer que todo encaje.

Para ayudarte a redactar las conclusiones de la Tesis, parte de lo que ya tienes escrito. Comienza por crear una tabla en la que establezcas:

  • Resultado obtenido de la investigación. Sácalo directamente del cuerpo de la Disertación Doctoral. Da a cada resultado un nombre conciso pero lo bastante descriptivo como para contener exactamente de qué se trata y una definición en una frase corta. Cuando tengas todos los resultados en la tabla, ordénalos de más a menos importancia.
  • Objetivo Cumplido. ¿Con qué objetivo que cumple cada uno de los resultados? Toma los objetivos de la Introducción como referencia, pero no dudes en modificarlos o incluso crear nuevos objetivos que se adecúen completamente a tus resultados.
  • Vías de investigación futuras. ¿Para qué puede servir cada uno de los resultados en el futuro, más allá de los objetivos que cumplen en esta Tesis?

El texto de las conclusiones debe incluir un párrafo para cada conclusión, siguiendo un orden lógico y resaltando el resultado principal.

Errores típicos al escribir una Tesis de Doctorado

Errores típicos al escribir una Tesis de Doctorado

¿Quieres saber un truco? Aunque la mayoría tendemos a hacer la Introducción al comienzo del trabajo y la utilizamos como una declaración de intenciones, en realidad los investigadores redactan su versión final de la Introducción cuando ya tienen hechas las Conclusiones. Estos son los pasos:

  1. Escribir una Introducción que siga la estructura de un trabajo académico y nos sirva de guía durante la investigación.
  2. Llevar a cabo la investigación y redactar el cuerpo de la Tesis.
  3. Escribir las conclusiones adaptándonos a lo que hemos conseguido (investigación), no a lo que nos habíamos propuesto al principio.
  4. Reescribir la Introducción para dotar de coherencia al conjunto de la Disertación de Tesis.
  5. Dejar que alguien lea el conjunto y nos dé su opinión, sobre si las Conclusiones, la Introducción y el trabajo están realmente conectados.

Puede que el último paso te parezca algo superfluo o innecesario, pero créenos, estarás tan cansado que se te pasarán errores de bulto. Mejor que lo detecte alguien de tu confianza que el tribunal.

Ejemplos de Conclusión de Disertación Doctoral

Cada Tesis de Doctorado precisa de sus propias conclusiones, así que no sirve de nada tratar de encontrar ejemplos de conclusiones de Tesis para aplicarlos directamente a tu investigación. Sucede lo mismo con los ejemplos de Introducción de tesis doctoral.

Afortunadamente, por su relevancia la Conclusión de la Tesis es una de las partes de un trabajo académico más codificadas, y su estructura es muy sencilla:

  1. Las conclusiones son una parte importante pero también muy breve dentro del conjunto del texto. Aunque tu Disertación comprenda varios centenares de páginas, entre 3 y 12 páginas pueden ser más que suficientes.
  2. Utiliza un lenguaje preciso, conciso y directo. Se trata de decir exactamente qué has conseguido, no de ponerlo en valor ni tampoco de explicarlo (para eso está la investigación). No hagas perder el tiempo a quien lee las conclusiones: solo diles qué es lo que encontrarán en esta Tesis y ellos leerán las partes del trabajo (siguiendo el Índice) que necesiten.
  3. Céntrate en escribir un párrafo para cada conclusión y asegúrate de categorizarlas de acuerdo al orden lógico e importancia que tienen de acuerdo con el trabajo.

Si no lo has hecho ya para cada una de las conclusiones, puedes incluir las líneas de investigación abiertas como párrafo final de esta parte del trabajo. Y si necesitas inspiración, no dudes en utilizar el repositorio de tu universidad para ver cómo presentaron las conclusiones otros doctorandos.

¿Necesitas ayuda con tu trabajo?

¡No dejes pasar más tiempo antes de la fecha de entrega!

Pide ahora presupuesto sin compromiso, cuesta menos de lo que te esperas. Respondemos en solo unas horas y si te interesa empezamos de inmediato.

Rellene el formulario de pedido
Enlaces de interés

Continuar leyendo

Nuevos artículos en el blog