¿Necesitas saber cómo poner los anexos en un TFG en poco tiempo, con ejemplos que te sirvan de inspiración y consejos prácticos que eviten que cometas los errores más típicos en esta parte del TFG?

  • para qué sirven los anexos
  • cómo poner los anexos en un TFG
  • qué tipos de anexos hay
  • qué poner en los anexos de un TFG
  • dónde van los anexos en un documento

En esta guía te explicamos qué son, qué poner en los anexos de un TFG y dónde van los anexos en un documento. Utilizaremos ejemplos para ver qué tipos de anexos hay, en qué se diferencian de los apéndices y por qué necesitas anexos para que tu Trabajo Fin de Grado esté completo.

Lo primero que necesitas saber es que los anexos no son obligatorios. Son una de las partes del TFG que se incluyen, o no, dependiendo del tipo de trabajo y de investigación que hayas realizado. A menos que tu tutor te indique lo contrario, puedes hacer un TFG perfecto sin anexos, si es que tu trabajo no los necesita.

¿Qué son los anexos del TFG? Es el apartado del trabajo que se dedica a incluir la información complementaria a la investigación que has realizado. Sirve para mostrar al lector, de manera ordenada, los datos de esta investigación que previamente has explicado en el cuerpo del trabajo. También permite incluir una gran cantidad de datos que, de otra forma, saturarían las páginas del TFG y lo harían ilegible.

  1. Son opcionales (no siempre resulta imprescindible dedicar a estos datos su propio apartado independiente)
  2. Están directamente relacionados con los capítulos del TFG
  3. Suministran información complementaria, de manera ordenada
  4. Son relevantes, pero demasiado extensos (o numerosos) para intercalarlos en el cuerpo del texto.
Los apéndices y los anexos ¿Cuál es la diferencia?

Los apéndices y los anexos ¿Cuál es la diferencia?

Apéndices y anexos puede formar parte de un TFG, su diferencia radica en dónde se encuentran. Mientras que los anexos forman parte del volumen del TFG, los apéndices son algo así como anexos independientes: también son una parte del TFG pero por sus características están aparte de la encuadernación del TFG.

Algunas de las características de los apéndices:

  1. Son físicamente independientes del TFG: están separados en otro volumen.
  2. Suelen ser de otro autor (no los hemos generado nosotros).
  3. Contienen fuentes primigenias.
  4. No son de fácil acceso.
  5. Han sido recopilados, descubiertos o identificados por el autor del TFG en el transcurso de la investigación.

Entender la diferencia entre apéndices y anexos es más fácil con un ejemplo: si incluimos una gran cantidad de documentos de archivo, crearemos un Apéndice Documental en un volumen independiente al del TFG, mientras que si solo incluimos tres o cuatro documentos cortos, irán colocados dentro de la maquetación del TFG.

Qué poner en los anexos de un TFG

Un truco para saber qué poner en los anexos de un TFG consiste en observar a alguien mientras lee tu trabajo. Seguro que llegado cierto momento, te pregunta de dónde has sacado un dato o dónde puede ver un plano de lo que estás describiendo. Por el contrario, también puede quejarse de que ciertos gráficos o modelos le estorban para seguir el hilo de tu discurso. Incluso es posible que tu propio instinto te permita detectar “la necesidad de incluir un anexo”.

Las tres reglas de oro a la hora de decidir qué poner en los anexos de un TFG consisten en:

  1. No saturar los anexos con documentos que no sean imprescindibles.
  2. No desplazar documentos que deberían ir en el texto, al apartado de anexos.
  3. Trasladar fuera del volumen del TFG los anexos que ocupen demasiado o resulten aparatosos, creando un apéndice.

El truco es que la persona que lea tu TGF no necesite recurrir a los anexos para comprender tu investigación, pero en caso de querer ver por sí mismo de dónde te has sacado los datos, pueda hacerlo con comodidad consultando los anexos.

anexos ejemplos

¿Qué se pone en los anexos? Ejemplos

A continuación enumeramos algunos de los documentos que se ponen en los anexos con más frecuencia:

  • Cálculos
  • Diagramas
  • Documentos
  • Escalas
  • Fichas técnicas
  • Formulaciones
  • Fotografías
  • Glosarios
  • Gráficos
  • Ilustraciones
  • Infografías
  • Mapas
  • Modelos
  • Planos
  • Plantillas de encuestas
  • Tablas
  • Transcripciones
  • Unidades de medida y equivalencias

Sin embargo, dependiendo de la materia de tu TFG y el tipo de investigación que has realizado, puede que en tu caso utilices otros tipos de anexos, además de alguno de los anteriores.

¿Por qué necesitas anexos?

Los anexos no son imprescindibles, pero necesitas poner anexos si quieres evitar que la estructura del texto de tu TFG se deteriore a un nivel puramente estético y en cuanto al sentido de la narración. Además, en cualquier tipo de investigación científica los anexos sirven para respaldar la objetividad de los datos utilizados: es de donde has sacado directamente la información para llegar a tus conclusiones.

Un punto clave a la hora de plantearse cómo poner los anexos en un TFG es mantener el orden: haz que la información que contienen resulte cómoda de manejar durante la lectura y siga un orden lógico en cuanto al momento en el que serán consultados.

¿Que se incluye en los anexos?

En los anexos del TFG se incluye toda la información que completa, respalda y depende de los datos que hemos conseguido al hacer la investigación, y utilizado para escribir nuestro TFG. En pocas palabras: todo lo que no hemos podido intercalar en el texto porque distraería o rompería la estructura del TFG.

¿Cuáles son los tipos de anexos?

¿Cuáles son los tipos de anexos?

Hay muchos tipos de anexos, que además de por el tipo de documento (ver la lista más arriba), se pueden diferenciar por:

Tipos de anexo por autoría:
  1. Si son de producción propia, por ejemplo gráficos o tablas que has realizado tú
  2. Si son un hallazgo propio, por ejemplo un plano que has identificado tú.
  3. Si son de producción ajena, pero han sido sometidos a un análisis exhaustivo por tu parte, por ejemplo la evolución legislativa a partir de varias publicaciones del BOE.

Puedes incluir documentos especializados (por ejemplo planos realizados por un cartógrafo) que no hayas realizado tú mismo, pero sí encargado específicamente para la realización del TFG.

Tipos de anexos por clase de documento:
  1. Documentos textuales
  2. Documentos gráficos
  3. Documentos audiovisuales
Tres tipos de listas que también se incluyen con los anexos son las siguientes:
  1. Glosario: lista de palabras o términos específicos, con su descripción.
  2. Siglas: lista de siglas utilizadas durante el trabajo, con su correspondiente término completo.
  3. A veces se incluyen en la misma lista que las siglas.

Todas estas listas de palabras se pueden ordenar de dos formas: por orden de aparición en el cuerpo del texto o por orden alfabético. Se puede colocar junto a ellas, entre paréntesis el número de las páginas en las que aparecen. Dependiendo de la clase de TFG que estés realizando, también pue ser interesante incluir un listado de nombres propios, nombres de lugares…

¿Dónde van los anexos en un documento?

¿Dónde van los anexos en un documento? Siempre después del cuerpo de texto. Normalmente se colocan después de la Bibliografía, pero si tu tutor te indica otra cosa, sigue sus pautas. También se pueden colocar en volúmenes separados si ocupan muchas páginas, o incluso en un CD, por ejemplo en el caso de fotos, audiovisuales, vídeos…

El objetivo de colocarlos aquí es que no entorpezcan o molesten la lectura, pero al mismo tiempo se puedan consultar con facilidad si el lector lo desea.

¿Cómo se deben poner los anexos?

¿Cómo se deben poner los anexos?

En cuanto a su colocación en el conjunto de la estructura del TFG, los anexos se colocan:

  1. Detrás de la Bibliografía
  2. Por orden de consulta, según aparezcan mencionados en el cuerpo del texto.
  3. En un formato que resulte cómodo de leer y manejar.

Cada documento o tipo de documentos de las mismas características, debe ocupar su propio anexo numerado, con un título que explique qué contiene. Por ejemplo:

  • Anexo 1. Planos.
  • Anexo 2. Documentos históricos procedentes del Archivo XXX
  • Anexo 3. Catálogo fotográfico.

Para cada documento debes utilizar una página diferente. Los anexos deben constar en el índice del TFG, indicando su orden y las páginas donde se encuentran, para que el lector pueda consultarlos con facilidad. Así mismo, es conveniente que siempre que resulte necesario se incluya una nota en el cuerpo del texto, indicando dónde está el anexo que contiene los datos a los que se está haciendo referencia.

Consejos para la inclusión en anexos: ¿qué se necesita y qué no?

Muchos alumnos dudan sobre qué poner en los anexos de un TFG, porque a menudo muchos documentos e imágenes nos parecen trascendentales para entender la investigación que hemos realizado. Sin embargo, debes descartar todo lo que no sea imprescindible.

Qué incluir en los anexos del TFG:

  1. Los documentos producidos por ti mismo (fotos que has tomado tú, gráficos que has desarrollado, tablas que has creado, plantillas de entrevistas diseñadas por ti…) que ocupe demasiado para incluirlo en el cuerpo del texto.
  2. Los documentos producidos por otras personas o instituciones que has “descubierto” o analizado tú.
  3. La interpretación que has hecho tú de documentos generados por otros. Por ejemplo: transcripciones de textos de archivos históricos, traducciones…

Qué NO incluir en los anexos del TFG:

  • Cualquier documento que sea imprescindible para comprender el TFG. Si es así, debe ir incluido en el cuerpo del texto.
  • Cualquier documento o imagen que se fácilmente accesible y sobre el que no hayas basado una parte trascendental de tu investigación.
  • Cualquier documento que no sea realmente relevante, porque en ese caso estará saturando el trabajo y además te restará credibilidad como investigador.

Como norma general, si ya has incluido un gráfico, una foto o un plano en el cuerpo del texto, no lo incluyas de nuevo en los anexos. Hay excepciones a esta regla, si por ejemplo parte de tu investigación ha sido la configuración de un catálogo de fotografías (por ejemplo, las pinturas de un retablo en un TFG de Historia del Arte), o si en el cuerpo del texto has incluido un detalle de un plano, que luego incluyes en los anexos al completo.

Errores Típicos

Errores Típicos

Como poner los anexos en un TFG no es sencillo cuando tienes que decidir qué dejas fuera y que añades (aunque no lo tuvieras previsto inicialmente), lo mejor es dejar que tu tutor te guíe. Confía en su criterio, al fin y al cabo él mismo será parte del tribunal y podrá defender tu decisión si coincide con su opinión.

  1. Sacar del cuerpo del texto imágenes, tablas o gráficos importantes para comprender el contenido del TFG y trasladarlos a los anexos o repetitivos.
  2. Añadir a los anexos materiales innecesarios.
  3. Incluir en los anexos documentos que están relacionados con el tema del TFG pero no aportan nada realmente trascendente a su contenido específico.
  4. Crear anexos excesivos, en lugar de separar ciertos documentos en apéndices aparte.
  5. Intentar utilizar los anexos para aumentar el tamaño del TFG.
  6. Tratar de incluir varios documentos en una misma página para hacer que los anexos ocupen menos
  7. Añadir las imágenes con poca calidad o en un tamaño que dificulte su lectura.
  8. No dar un tratamiento uniforme y de acuerdo con el sistema de referencias que hay que utilizar, para los pies de foto y títulos de las partes de los anexos.
  9. Colocar los anexos de forma desordenada o confusa.
  10. Olvidarse de citar a los anexos en el cuerpo del trabajo (cuando resulta oportuno) o incluirlos en el índice.

Incluir los anexos es una de las últimas cosas que se hacen en el proceso de redacción del TFG. Es un momento en el que el cansancio se acumula y no se puede pensar con perspectiva. Por eso consultar a otras personas sobre los anexos y dejar reposar el trabajo con unos días en blanco antes de tomar una decisión sobre ellos, será de gran ayuda.

Ejemplos de anexos para TFG

Ejemplos de anexos para TFG

El mejor lugar para encontrar ejemplos de anexos de TFG es en los repositorios institucionales de universidades españolas. Además, aquí puedes encontrar un listado completo de enlaces a repositorios universitarios internacionales y organizados por áreas temáticas. En algunos de los buscadores de repositorios generales como Recolecta basta con que incluyas algunas palabras clave sobre el tema de tu TFG para encontrar ejemplos.

Si quieres ver exactamente cómo son los anexos de TFG para tu tema de trabajo, lo mejor es consultar el repositorio de la biblioteca de tu universidad o centro educativo. Todos los repositorios institucionales de acceso abierto son accesibles desde este enlace. Así podrás tomar ejemplo de detalles importantes, como por ejemplo la información que se incluye en los pies de foto,  cómo se referencian los principales archivos, de qué manera se maquetan los cálculos…

Conclusión

Ahora que ya sabes cómo poner los anexos en un TFG y dónde van colocados los anexos en un documento científico, recuerda que no debes caer en la tentación de “engordar” tu TFG con anexos innecesarios o repetitivos. Ante la duda, consulta a tu tutor y siempre que lo necesites cuenta con nosotros para revisar tus anexos y crear gráficos, planos… o cualquier tipo de anexo especializado que necesites para tu TFG.

¿Necesitas ayuda con tu trabajo?

¡No dejes pasar más tiempo antes de la fecha de entrega!

Pide ahora presupuesto sin compromiso, cuesta menos de lo que te esperas. Respondemos en solo unas horas y si te interesa empezamos de inmediato.

Rellene el formulario de pedido

Continuar leyendo