Todos nos hemos preguntado alguna vez cómo aprobar un examen sin estudiar. En Aprobare.es no estamos para juzgarte, sino para hacer todo lo posible por que apruebes con las técnicas de estudio más eficaces (y cómodas). En esta guía te daremos algunas ideas sobre:

  1. Cómo aprobar un examen sin estudiar
  2. Qué recursos te ayudarán a minimizar tu esfuerzo con los mejores resultados
  3. En qué casos (y en cuáles no) puedes plantearte intentar aprobar un examen sin estudiar

A todos nos ha pasado alguna vez: llega el día del examen y no hemos podido hacer más que ojear los apuntes. O incluso peor: simplemente no has estudiado nada porque ¡no esperabas que te hicieran un examen tan pronto! ¿Qué se puede hacer en estos casos? Nuestro consejo es que no te rindas. Antes de darlo todo por perdido, mantén la cabeza fría y pon a “la suerte” de tu parte con las estrategias que te proponemos a continuación.

¿Realmente se puede aprobar sin estudiar?

No nos vamos a engañar: aprobar sin tener ni idea de un tema es prácticamente imposible. Incluso si se trata de un test y pones todo de tu parte por que la estadística juegue a tu favor. El mejor ejemplo para entender a qué nos referimos es el TFG. Cuando optas por encargarlo, tendrás que leértelo atentamente varias veces para poder hacer una presentación creíble y responder a las posibles preguntas del tribunal.

Como aprobar un examen o un trabajo importante sin estudiar pasa por poner en práctica una serie de estrategias para asimilar contenidos de manera fluida y con poco esfuerzo, lo mejor es que optimices tus recursos, comenzando por tu actitud:

  1. Mentalízate de que necesitarás concentrarte. A más concentración, menos tiempo tendrás que dedicar.
  2. Sé estricto con los pasos que necesitas cumplir para intentar aprobar sin estudiar. Son pocos, pero todos imprescindibles.
  3. Date una segunda oportunidad para memorizar. Cuando más cerca del día de la prueba, mejor. Pero si es posible, pon a prueba los conocimientos adquiridos y verifica qué te falta además de enmendar tus errores antes del gran día.
trucos para aprobar un examen

Trucos: cómo aprobar un examen sin estudiar

Partir de estrategias para responder en los exámenes sin estudiar no es fácil, pero sí muy efectivo. Es cierto que requiere de una preparación y tanto si vas a presentarte a ver si suena la flauta como si lo llevas estudiadísimo, siempre deberías seguir estos consejos para sacar la mejor nota posible:

  • Desde el principio del curso, mantén la antenita puesta para captar cualquier detalle que el profesor pueda enfatizar. Frases casuales como: “Esta sería una buena pregunta de examen” o “El año pasado pregunté esto y la mayoría no sabíais la respuesta” tienen que hacer saltar todas tus alarmas.
  • Si no estás dispuesto a darte un atracón estudiando, lleva los apuntes al día. Asistir a clase, pasar los apuntes a limpio o incluso “completarlos” con manuales y bibliografía recomendada por el profesor te ayudarán a memorizar sin darte cuenta.
  • Entérate del tipo de examen que te van a hacer, si es de desarrollar, tipo test (con preguntas erróneas que restan), cuánto vale cada pregunta, cuánto tiempo tienes para responder… Todo esto es MUY IMPORTANTE porque determina cómo debes prepararte para optimizar tus respuestas.

Siempre que te sea posible, pregunta a alumnos de otros años e infórmate de “los gustos” particulares de cada profesor. Todos los estudiantes sabemos que dependiendo del profesor, la misma materia puede resultar muy diferente: amóldate a sus gustos y a lo que espera de tus respuestas.

Cómo aprobar un examen sin estudiar: presentarse siempre

¿Puedes permitirte el lujo de presentarte al examen simplemente para saber cómo será? En el actual sistema universitario los alumnos cuentan con al menos dos convocatorias de examen por cada matrícula. Eso significa que sí, si quieres puedes presentarte al examen sin haber estudiado con la única finalidad de ver cómo es.

Quizá te dé vergüenza o te estés preguntando qué pensará el profesor de ti, pero sinceramente: a quién le importa si con ello puedes asegurarte de sacar mejores notas cuando te hayas preparado los temas. Además, presentarte a un examen cuando ya has estado en la situación con anterioridad, te quitará los nervios a lo desconocido y podrás concentrarte mucho mejor sabiendo de antemano a qué te enfrentas.

No queremos pasarnos de optimistas pero se han dado casos de profesores que repiten, tal cual, el examen de una convocatoria a otra. Y si sabes que no es probable que resulte así (por años anteriores), sabrás lo que ya ha caído y podrás descartarlo de tu pila de apuntes para estudiar.

Estrategias para optimizar tus sesiones de estudio

Si tienes poco tiempo para dedicarle al estudio, estas son algunas de las tácticas que mejoran la retención de contenidos:

  1. Estudiar en grupo, dialogando.
  2. Crear resúmenes y fichas
  3. Leer en voz alta los apuntes (y repetir los contenidos con nuestras palabras a continuación).

Estrategias para optimizar tus respuestas

Cuando no has estudiado, el profesor lo nota. Pero también detecta qué alumnos tienen la cultura general suficiente para relaciona y dar respuestas basándose en la deducción lógica. Con esto, no te garantizamos sacar buena nota, pero sí mejorar tus opciones de llegar al aprobado:

  • En los exámenes a desarrollar, hacer un esquema antes de empezar a responder. Esto es útil porque te sirve de guía mientras contestas, demuestra al profesor que “te lo sabes” incluso aunque no llegues a desarrollar el tema completo y deja constancia de tus conocimientos si se te acaba el tiempo para escribirlo todo.
  • En los exámenes con varias preguntas, responde SIEMPRE primero las que te sabes mejor y deja las que no para el final, si te sobra tiempo.

¿Cómo aprobar un examen sin estudiar si es de tipo test?

Cuando estás haciendo un test, sobre todo si se trata de uno en el que las preguntas mal contestadas restan, sigue esta pauta de respuesta:

  1. Lee todas las preguntas y contesta en primera instancia aquellas de las que estás seguro.
  2. En la primera lectura, señala A LÁPIZ aquellas respuestas que dudas.
  3. También en la primera lectura, vete descartando entre las opciones del test, las que sabes que no son correctas. Esto te ayudará más adelante.
  4. Calcula la nota que conseguirías, contando con que todas las preguntas definitivas que has respondido A BOLI estuviesen bien. Si te da para aprobar, no te arriesgues respondiendo más preguntas que puedan restarte.
  5. Si después de responder a las preguntas que te sabes, te das cuenta de que la puntuación no bastará para aprobar, relee en segunda vuelta las preguntas que dudas para tratar de responderlas. Selecciona las que te parezcan más probables y una vez que “te asegures” por puntuación el aprobado, no arriesgues más.
  6. Haz una última lectura de verificación de las preguntas que has respondido y las respuestas que has marcado, para asegurarte de haber comprendido bien los enunciados.

En Aprobare.es sabemos que la carga de trabajo a la que están sometidos muchos estudiantes puede ocasionar bloqueos, cansancio intelectual y frustración. Podemos ayudarte a aprobar tus exámenes online, a agilizar tus sesiones de estudio con fichas personalizadas, a resolver tus dudas cuando se trata de problemas y cálculos e incluso a hacer resúmenes. Solo dinos lo que necesitas: estamos listos para ayudarte a aprobar.

¿Necesitas ayuda con tu trabajo?

¡No dejes pasar más tiempo antes de la fecha de entrega!

Pide ahora presupuesto sin compromiso, cuesta menos de lo que te esperas. Respondemos en solo unas horas y si te interesa empezamos de inmediato.

Rellene el formulario de pedido

Continuar leyendo