Elaborar la primera frase de un resumen es la mejor forma de romper el hielo, pero antes necesitas tener claro cómo estructurar esta primera frase. Una vez comenzado el trabajo, redactar el resto del resumen se convertirá en un proceso mucho más fluido.

Con independencia del tipo de resumen que necesites escribir o el tema principal del texto de referencia, la estructura de la primera oración siempre será la misma. Puede que te parezca un poco mecánico, pero enseguida te darás cuenta de que este truco libera fácilmente la creatividad. Nuestra estructura tiene 4 partes:

  1. Sujeto. Se referirá bien a quién produce el texto (autor, redactor, editor…), o a qué tipo de texto o parte de éste es a la que nos referimos (ensayo, párrafo, informe…)
  2. Verbo. El tiempo verbal debe conjugarse siempre en tercera persona del singular del presente de indicativo, porque el objetivo de un resumen es explicar un contenido en el presente, no referenciar cosas del pasado.
  3. Complemento directo (algunos lo conocen como objeto directo). Es un sustantivo que puede, o no, formar parte del texto de referencia que estamos resumiendo.
  4. Complemento circunstancial o complemento del núcleo. Debe incluir la palabra clave: un sustantivo que aparece en el texto de referencia, está cargada de significado y va precedida por la preposición en (complemento circunstancial) o de (complemento del núcleo).

Ahora llega el momento de enlazar estos cuatro puntos para crear nuestra primera frase del resumen, en combinaciones mecanizadas que pueden seleccionarse en función del tema y la significación exacta que necesitemos:

Sujeto

Verbo (tercera persona del singular de presente de indicativo)

Complemento Directo

Complemento circunstancial o del núcleo

El texto

narra

Determinante indefinido (un, una, unos, unos)

O

Determinante artículo (el, la los, las)

+

Sustantivo

en”

O

de”

+

Palabra clave

Este párrafo

cuenta

La composición

describe

Este artículo

trata de

Este ensayo

está dedicado a

Qué evitar al escribir un resumen

Qué evitar al escribir un resumen

Ahora que ya tienes claro cómo empezar un resumen, vamos con todo lo que no hay que hacer cuanto te enfrentas a la redacción de un resumen:

  • Descarta las preposiciones al comienzo: en, para, desde, según… nunca al principio de nuestra oración de inicio del resumen. Suelen utilizarse cuando es el complemento circunstancial, en lugar del sujeto, quien comienza la frase: una mala idea si quieres hacer un resumen directo y correcto.
  • Cambiar el tiempo verbal. Para que nuestro resumen sea coherente, debemos tratar de mantener siempre el mismo tiempo verbal para todas las frases. Si empezamos utilizando el presente de indicativo, nos será más fácil añadir nuevas frases sin cambiar el tiempo.
  • Procura no utilizar el pronombre “nos”, porque limita el contenido de nuestro resumen a un círculo personal y cerrado, dando la sensación de que nuestro resumen no es objetivo e imparcial, o aplicable a un nivel global.
¿Cómo estructurar un resumen? Las palabras clave en tu resumen

¿Cómo estructurar un resumen? Las palabras clave en tu resumen

El resumen es un tipo de texto engañoso: es más breve que el original, pero no por ello menos complejo. De hecho, su elaboración implica superar una gran problemática: debe recoger TODOS los datos importantes y resaltarlos en un espacio mínimo.

Lo primero que necesitas hacer es identificar la palabra clave, que se refiere al tema general sobre el que versa el texto de referencia. Una vez detectada, escogeremos el verbo que mejor se adecúa a ella y pasaremos a identificar el subtema o contenido específico al que se hace referencia dentro del tema general. Veamos un sencillo ejemplo para entenderlo:

El texto / describe / una receta / de cocina.

La parte que se suele identificar más fácilmente suele ser el complemento directo. A veces es más sencillo adjudicar esta columna y a partir de ahí la temática general en que se inscribe el texto se deducirá de inmediato. Para el ejemplo anterior el objeto directo sería “una receta”, que se engloba dentro de la material “de cocina”.

Ejemplos de principios para un resumen de diferentes ámbitos

  • ¿Cómo comenzar un resumen para un texto sobre medicina?
    Una vez que hayas deducido el tema principal y el contexto de la materia a la que corresponde, identifica el tipo específico de texto dentro de la categoría (un informe, un test, un artículo….) y en lugar de usar un verbo genérico, presta atención al tipo de aportación que hace (investiga, informa, analiza…) para seleccionar el verbo.
    Ejemplo: Este muestreo / analiza / la incidencia / de la gripe.
  • ¿Cómo empezar un resumen para un texto legal?
    Los textos de derecho, no importa si se trata de leyes o ensayos subjetivos, presentan un lenguaje y expresiones muy específicos. Es importante ser riguroso en la utilización de cada concepto jurídico e incluir todos los detalles que sean necesarios. Al final puede ser necesario incluir tanto el complemento circunstancial como de núcleo.
    Ejemplo: La Ley (nombre completo) / dispone / quién puede heredar / en caso de fallecimiento del titular.
  • ¿Cómo comenzar un resumen para un texto de psicología?
    En el caso de los resúmenes sobre psicología, son aplicables los consejos para los dos tipos de textos anteriores.
    Ejemplo: El informe / analiza / los efectos / del estrés postraumático tras una cesárea.

Continuar leyendo

Nuevos artículos en el blog